Ejercicios básicos de tenis para niños y principiantes

ejercicios-basicos-tenis principiantes

Si eres nuevo en el tenis, los ejercicios pueden ser una buena manera de aprender los fundamentos, desarrollar una buena técnica, mejorar la consistencia, crear confianza y acelerar el aprendizaje. Como en la mayoría de los deportes, el tenis implica el proceso de secuenciar un complejo conjunto de movimientos.

Al reconocer esto, podemos dividir el complejo conjunto de movimientos en movimientos independientes, enseñar la técnica correcta y aumentar poco a poco la confianza del jugador, para que finalmente pueda empezar a combinar los movimientos.

Si intentas pasar directamente a pegar golpes de fondo con un principiante, es probable que le cueste y acabe frustrándose rápidamente.

En este artículo, veremos algunos ejercicios de tenis esenciales para principiantes y niños. Hemos planteado estas actividades para iniciarse en el tenis como una progresión natural que introduce una variedad de conceptos.

Índice

    Primeros entrenamientos de tenis para niños

    Calentamiento

    Antes de que los alumnos empiecen a golpear, siempre me ha parecido útil crear expectación y hacer que la sangre fluya. Una buena manera de hacerlo es enseñar a los jugadores a recorrer las líneas en la pista de tenis.

    Me gusta este ejercicio por dos razones: en primer lugar, permite al jugador calentar y relajarse, pero también es una gran oportunidad para mostrarle los nombres de las líneas de la pista de tenis, a los que se referirá en los siguientes ejercicios.

    La sartén

    Si tu jugador es un completo principiante y está empezando a jugar al tenis, puede ser muy beneficioso empezar con los aspectos básicos, como la coordinación mano-ojo. La mayoría de los jugadores que llevan tiempo jugando lo dan por sentado, pero la coordinación mano-ojo es un elemento fundamental y esencial para el éxito de cualquier jugador.

    Aunque es un ejercicio sencillo, puede ayudar al jugador a desarrollar su coordinación mano-ojo, así como a familiarizarse con la sensación de la raqueta de tenis y a desarrollar su sentido del tacto al hacer contacto con la pelota de tenis.

    Para empezar, haz que tu jugador sostenga la raqueta en su mano dominante, boca arriba, como si fuera una sartén y haz que coloque una pelota de tenis en la cara, o las cuerdas, de su raqueta.

    A continuación, pídele que mueva lentamente el mango de la raqueta hacia arriba y hacia abajo hasta que la pelota empiece a rebotar en las cuerdas. Cuando empiece a rebotar, pídeles que lo hagan durante el mayor tiempo posible.

    A algunos jugadores les resultará muy fácil, especialmente a los que han desarrollado una gran coordinación mano-ojo en otros deportes. Al observar el desempeño de su estudiante en este ejercicio, usted puede identificar su nivel de habilidad básica.

    Si le cuesta al principio, no dejes que se desanime. La confianza es fundamental para los nuevos jugadores, así que anímelos a seguir intentándolo y asegúreles que, si practican con frecuencia, dominarán el ejercicio en poco tiempo.

    Una vez que se sientan cómodos con el ejercicio, puedes pedirles que giren el bate 180 grados en su mano entre los rebotes para ayudarles a desarrollar su técnica.

    El dribbling

    El siguiente ejercicio de tenis para niños es simplemente una versión invertida de la sartén. De nuevo, haz que tu jugador sostenga la raqueta en su mano dominante y una pelota de tenis en la mano opuesta.

    A continuación, pídeles que dejen caer la pelota delante de ellos y la golpeen con la raqueta hacia el suelo. La pelota debe desplazarse hacia el suelo y luego rebotar para que pueda seguir golpeando hasta conseguir un buen regate constante.

    Dependiendo del tipo de raqueta de tenis que utilice tu jugador, puede ser útil que apriete un poco el mango para que el ejercicio sea menos duro para la muñeca y el antebrazo.

    Anima a tu jugador a que se mueva mientras el balón se mueve para asegurarse de que puede seguir regateando. Pídeles que lo hagan durar el mayor tiempo posible y si quieres cambiar el nivel de dificultad, puedes pedirles que empiecen con un regate lento, que aumenten la velocidad del regate y que luego vuelvan lentamente a un regate lento.

    Derechas y reveses simples

    Los dos primeros ejercicios, si se practican con frecuencia, comenzarán a desarrollar lentamente la coordinación mano-ojo de su jugador. Como son fáciles de practicar en casi cualquier sitio, anímales a que los practiquen en casa para mejorar sus habilidades.

    Para el siguiente ejercicio, tienes que colocar a tu jugador en un extremo de la pista, en el centro de la línea de servicio, donde se unen la línea de servicio central y la línea de servicio. Pide a tu jugador que se posicione para un golpe de derecha o de revés.

    Deberá situarse ligeramente delante del jugador y a 1,5 metros de él con una cesta de pelotas. Antes de empezar el ejercicio, es un buen momento para explicarles los diferentes agarres y hacer que encuentren el que les resulte natural.

    Aunque no existe el agarre perfecto, conocer los diferentes tipos de agarres de tenis le ayudará a comprender las limitaciones de los diferentes agarres para animar a su jugador a utilizar un estilo concreto.

    A continuación, muéstrales cómo te gustaría que golpearan su derecha. En esta fase suelo evitar mencionar el backswing y pedir al alumno que empiece su raqueta a la altura de la cintura para simplificar las cosas.

    Una vez que estén preparados, lanza una pelota de tenis a la vez para que rebote frente al jugador a la altura de la cintura aproximadamente y pídele que haga su tiro de base.

    Si has empezado con el golpe de derecha, solo tiene que pasar al lado opuesto, mostrar el siguiente golpe y el agarre correcto, y luego lanzar otra cesta de pelotas. Fíjate en cuántas pelotas puedes golpear por encima de la red para que sea un juego.

    La ventaja de este ejercicio básico de tenis para principiantes es que elimina gran parte de la complejidad de golpear una pelota en el suelo.

    En general, con este ejercicio de tenis el aprendiz realiza las siguientes acciones:

    • Mueve los pies
    • Sigue a tu oponente con la mirada
    • Da un paso lateral
    • Evalúa la velocidad, la profundidad y el efecto de la bola
    • Da un paso hacia delante o hacia atrás para asegurarse de que golpeas la pelota de tenis a una altura ideal.


    Parece sencillo pero es mucho para tener en cuenta cuando se está empezando a practicar tenis. Por eso, este ejercicio elimina la mayor parte de la dificultad de golpear la pelota desde el suelo, para que puedas centrarte en la técnica adecuada mientras mantienes a tu alumno quieto y te facilita el contacto con la pelota.

    Un ejercicio menos complicado es importante por dos razones: ayuda a desarrollar la coordinación mano-ojo y fomenta la confianza del alumno a la hora de hacer contacto con la pelota de tenis.

    Lanzamiento de la pelota con la derecha y el revés

    A continuación, tomaremos el sencillo ejercicio de derecha y revés y añadiremos un lanzamiento de pelota, que obligará a tu alumno a empezar a evaluar la velocidad de la pelota, a mover un poco los pies y a centrarse en su sincronización.

    También comenzarán a simular la sensación de jugar al tenis colocándote tú y tus alumnos a ambos lados de la red.

    Con su cesta de pelotas, camina hacia un lado de la pista y sitúate en la línea de servicio central a 2 metros de la red. Haz que sus alumnos se coloquen en el centro de la línea de servicio, listos para jugar un golpe de derecha o de revés.

    En esta variante, lanzarás suavemente una pelota de tenis hacia el jugador para que rebote frente a él a la altura de la cintura. Para ti, este puede ser el mismo ejercicio que el anterior. Sin embargo, hay una diferencia clave para el jugador.

    Mientras que en el ejercicio anterior la pelota apenas se movía y se limitaba a botar delante del jugador, este ejercicio obliga al jugador a evaluar la velocidad de la pelota y a ajustar lentamente su posición para asegurarse de que puede hacer contacto con la pelota de tenis.

    El revés y el derecho lateral

    Ahora que nuestro alumno ha ganado confianza, podemos repetir el ejercicio con una ligera modificación. En lugar de lanzar la pelota directamente a la derecha o al revés del jugador, podemos pedirle que empiece en posición de espera y que lance la pelota alternativamente a su derecha y a su revés.

    Suelo hablar de la importancia de la posición de espera y de la necesidad de mantener la cabeza de la raqueta en alto para que estén preparados para recibir la pelota. Sin embargo, todavía no introduciré el paso de la división.

    En este punto deberías ser capaz de evaluar si el jugador se siente cómodo con los golpes. Dependiendo de su nivel de comodidad, puedes optar por continuar con el ejercicio o dar un paso atrás y seguir practicando los dos ejercicios anteriores hasta que se sientan más cómodos.

    Es importante desafiar a sus alumnos. Sin embargo, hay una línea muy fina entre el desafío y la frustración y puede suponer una gran diferencia en la forma en que un jugador se siente sobre su progreso.

    Si su alumno destaca en este ejercicio, puede dar un paso más allá y no decirle si va a lanzar un derechazo o un revés. Entre el movimiento del pie, el agarre adecuado y la evaluación de la profundidad de la pelota, muchos tenistas principiantes encontrarán este ejercicio desafiante pero factible, que es lo que usted quiere para su jugador.

    Golpear y atrapar

    En el siguiente ejercicio de tenis, que es ideal para principiantes y niños, vamos a cambiar un poco las cosas. Para este ejercicio necesitarás un cono. En primer lugar, haz que tus alumnos se coloquen en el centro de la línea de servicio, en posición de espera para un golpe de derecha.

    Debes situarte en la línea de servicio central, a medio camino entre la red y la línea de servicio, con unas cuantas pelotas en el bolsillo y el cono en la mano. Con los ejercicios anteriores, mi principal objetivo es que el jugador conozca los fundamentos básicos del tenis y se sienta cómodo en la pista para que vaya ganando confianza.

    Sin embargo, una vez que el alumno se sienta cómodo con los ejercicios anteriores, este ejercicio puede ser útil para desafiarlo un poco más, simplemente pidiéndole que dirija sus tiros.

    Una vez que ambos estén preparados, lance el balón a la derecha de su alumno y pídele que te lo devuelva para que pueda atraparlo con el cono, ya sea en el aire o en el rebote.

    El cono no tiene nada de especial, salvo que añade un poco de novedad, lo que hace que el ejercicio sea interesante. También es un poco más difícil atrapar el balón que con las manos. Repite este proceso para su revés, y luego pídele que cambie de posición contigo.

    Ahora el jugador tiene que lanzarte la pelota y ellos tienen que atraparla.

    Los beneficios de este ejercicio son dobles. En primer lugar, sus alumnos empezarán a reconocer la importancia de ser capaces de golpear la pelota en una dirección concreta y también trabajarán en el desarrollo de su coordinación mano-ojo.

    Puedes convertirlo en un juego sencillo haciendo que su alumno intente superar el número de aciertos y capturas de la ronda anterior.

    De frente y de espaldas, de derecha y de revés

    Uno de los mayores retos para los nuevos jugadores es juzgar la velocidad y la profundidad de una pelota de tenis que viene hacia ellos, algo que los jugadores experimentados dan por sentado.

    En este ejercicio pediremos al alumno que desarrolle el sentido de la velocidad y la profundidad de la pelota de tenis, tal como lo haría en un rally real.

    Con la cesta de la pelota, camina hacia un lado de la pista y sitúate en la línea de servicio central, a 2 o 3 pies de la red. Haz que tu jugador se coloque en el centro de la línea de servicio, listo para jugar un golpe de derecha o de revés.

    En este ejercicio, empezarás lanzando una pelota que no requiera que se muevan demasiado, como hiciste con el lanzamiento de derecha y de revés. Sin embargo, en el siguiente tiro, lanzarás la pelota un poco más corta, lo que le obliga a acercarse a la pelota y a golpear su tiro.

    Después de cada golpeo, el jugador debe volver a la línea de servicio. A continuación, querrá lanzar una pelota que obligue a sus alumnos a moverse hacia atrás para golpear su tiro.

    Durante este ejercicio, puedes hacer hincapié en la importancia del juego de pies para posicionarse para atrapar la pelota a la altura de la cintura y asegurar un golpe consistente cada vez, dondequiera que estén en la cancha.

    Puedes llevar este ejercicio un paso más allá, no diciéndole al niño si vas a lanzar la pelota en corto, en recto o en largo, lo que le obligará a anticiparse y a mirarte más a ti y a la pelota para valorar cómo debe moverse.

    Precisión del saque

    Cuando se aprende a servir, uno de los fundamentos más subestimados es el desarrollo de una buena entrega. Por lo tanto, cuando se enseña a un principiante o a un estudiante joven, puede ser muy beneficioso comenzar con un lanzamiento.

    Con una canasta de pelotas, dirígete a la línea de servicio a cada lado de la pista. A continuación, coloca a su alumno para que realice el servicio en la pista doble, o justo a la derecha y detrás de la línea de servicio central.

    Para este ejercicio, comenzaremos el jugador en la línea de servicio en lugar de la línea de fondo para que la idea de golpear un servicio sea menos intimidante.

    A continuación, mientras el alumno está de pie en posición cerrada, coloca la parte posterior de la cesta en el suelo delante de él, a las 2 en punto si es diestro, y a las 10 en punto si es zurdo.

    Una vez que el jugador esté en posición, enséñale los fundamentos de un buen lanzamiento, incluyendo el lanzamiento desde el hombro, el mantenimiento de un movimiento suave, cómo sostener la pelota para asegurar un buen lanzamiento y la altura aproximada a la que lanzar la pelota.

    El objetivo es que el jugador lance sistemáticamente el balón a la canasta o a pocos centímetros de ella. Se puede hacer un juego otorgando 3 puntos por lanzar a canasta, 2 puntos por acertar y 1 punto por fallar completamente.

    Si no se dispone de una canasta con asas que se pueda doblar hacia un lado para que descanse en el suelo, también se puede colocar la raqueta del jugador en el suelo y hacer que las cuerdas de la raqueta sirvan de objetivo.

    Movimientos de servicio sencillos

    Una vez que el jugador haya empezado a desarrollar una sensación sólida para el tiro, puedes pasar a este ejercicio para ayudarle a desarrollar un movimiento de saque adecuado.

    Para este ejercicio, el jugador no necesitará su raqueta, por lo que puedes pedirle que la coloque a un lado. Con la misma posición en la cancha que en el ejercicio anterior, pide al jugador que sostenga la pelota en su mano dominante.

    En este ejercicio, desglosaremos el movimiento de servicio en tres fases o posiciones.

    En la primera posición, pediremos a los alumnos que levanten ambos brazos, manteniéndolos rectos para formar una "t". Puedes referirte a esta posición diciendo "abre las alas" o algo similar, para que recuerden la postura.

    Pídeles que practiquen este movimiento suavemente hasta que se sientan cómodos y creas que siguen la forma correcta.

    A continuación, les pediremos que añadan la segunda posición. Haz que cada alumno "extienda sus alas", luego baje el codo de su brazo dominante y levante la mano que lanza para formar la "pose de trofeo". Deben crear una línea limpia desde la mano que lanza hasta el codo del brazo dominante, pasando por los hombros.

    Al principio, haz que tomen la primera posición, hagan una pausa y luego pasen a la siguiente. Una vez que cada alumno haya cogido el tranquillo, pídeles que unan los dos movimientos con suavidad.

    Por último, haz que incorporen la tercera posición en la que dejan caer el brazo que envía, giran el torso y luego extienden el brazo dominante hacia adelante hasta que esté completamente extendido, tras lo cual pueden soltar la pelota en el cuadro de servicio.

    Pídeles que repitan el movimiento de servicio para que usted pueda observar su forma y dar su opinión. El saque puede ser un movimiento intimidante y complicado para los jugadores. Este ejercicio puede ayudar a simplificarlo y hacer que cada parte de la acción sea más concreta para el jugador.

    Lanzar y bloquear voleas

    En este ejercicio, introduciremos a nuestros alumnos en las voleas. En el sentido más básico, la volea consiste en atrapar la pelota en el aire antes de que bote y bloquearla hacia el lado opuesto de la pista.

    En la práctica, las voleas pueden implicar muchos movimientos complejos, así que empezaremos por hacer que se sientan cómodos en la red.

    Comienza por asegurarse de que su jugador está utilizando un agarre continental, en el que el jugador sostiene la raqueta como si fuera un martillo.

    Haz que tu alumno se coloque en la línea de saque central, a uno o dos metros de la red. Puedes ir al otro lado de la pista y colocarte en la línea de servicio, o unos metros más cerca de la red, a lo largo de la línea de servicio central también.

    Antes de lanzar las pelotas, repasa el movimiento básico de una volea de derecha. Pídeles que se coloquen en la posición inicial con la cabeza de la raqueta a la altura de los ojos y las rodillas ligeramente flexionadas.

    A continuación, pídeles que suelten la mano y den un paso adelante con el pie contrario, manteniendo la raqueta delante de ellos para golpear la pelota. Es importante recalcar que no deben hacer un swing en la volea, ya que es una tendencia de los principiantes.

    También cabe mencionar que deben evitar "romper" sus muñecas sujetando la cabeza de la raqueta firmemente en su posición. En muchos casos, el jugador tendrá que doblar las rodillas e inclinarse para que su raqueta y su cabeza estén más o menos a la altura de la pelota de tenis cuando la golpee.

    Una vez que se sientan cómodos con el movimiento, pídeles que golpeen una serie de derechas y luego repitan el mismo proceso para el revés.

    El revés puede ser incómodo para algunos jugadores al principio y particularmente duro para su brazo, así que asegúrate de animarles a usar ambas manos al principio si su brazo no es lo suficientemente fuerte para soportar la raqueta.

    Puedes hacer que este ejercicio sea cada vez más difícil alternando entre golpes de derecha y de revés y no diciéndoles hacia dónde vas a lanzar la pelota.

    Aunque esta es una serie de ejercicios de tenis para principiantes, es importante señalar que hay cientos de otros ejercicios de tenis para ayudar a los jugadores a iniciarse.

    Dependiendo de tu jugador y de su nivel de habilidad, es posible que tengas que adaptar los ejercicios para mantener a tu estudiante motivado o para evitar que se frustre demasiado, lo que podría conducir al agotamiento.

    Como instructor, ayuda a mantener altos los niveles de energía y ofrecer mucho ánimo. Comprobarás que esto mantiene a sus alumnos entusiasmados y comprometidos.

    Al mismo tiempo, es importante evaluar cuidadosamente al jugador durante cada ejercicio e introducir nuevos ejercicios en función de la rapidez con la que capte las cosas.

    Más artículos relacionados

    Deja una respuesta

    Subir